Archivo de la categoría: Románico

Románico.- Nuestra Señora de la Anunciada.

En el fondo de un amplio valle vallisoletano, limitado por suaves colinas, brota un edificio singular. Se trata de la iglesia románica de Nuestra Señora de la Anunciada que data del interludio de los siglos XII y XIII. La singularidad a la que aludía antes se basa en que es el primer edificio de este tipo en la península que integra la ornamentación lombarda que se extendería luego por Aragón y Cataluña.

Sobresalen sus arquillos ciegos, sillarejo y la ornamentación de bandas lombardas. Tiene tres naves con crucero y cimborrio que aloja la cúpula sobre trompas. Presenta tres bonitos ábsides semicirculares.

Su origen se remonta a un antiguo monasterio mozárabe que se tranformó en esta iglesia por medio de Doña Sancha, hermana de Alfonso VII y señora de Urueña.

romanico

Nuestra Señora de la Anunciada y, al fondo, la villa amurallada de Urueña.

uruena

La villa amurallada de Urueña, también conocida como «La Villa del Libro» por la cantidad de recintos dedicados a los libros.

Románico – Monasterio de Armenteira

Hace unos pocos días visité el monasterio de Armenteira que no conocía. Dedicado a san Ero (un noble de la corte de Alfonso VII), se sitúa en el municipio pontevedrés de Meis, cerca de Cambados y posee una iglesia románica del siglo XII. La construcción de la iglesia corrió a cargo de la orden del císter, pasada la mitad del s. XII, y ese origen se traduce en la extrema sobriedad de su compacta arquitectura. No hay prácticamente ornamentos en los elementos arquitectónicos: capiteles, canecillos, etc… El pórtico es bonito y presenta seis arquivoltas que denotan su avanzada madurez dentro del arte románico; un rico decorado en base a retículas ajedrezadas son el único elemento ornamental presente. Los capiteles del pórtico se encuentran decorados por elementos vegetales singulares; más allá de lo simple, es la única concesión decorativa.

ar6

Sigue leyendo

El románico de Las Merindades (I) – Escanduso.

Las Merindades forman una extensa comarca situada al norte de la provincia de Burgos. Su origen se remonta al siglo X y son divisiones administrativas. Su nombre proviene de «merino», representante real que las administraba. Actualmente hay 27 merindades que coinciden con municipios, una información sobre ellas se puede ver en la página «lasmerindadesenlamemoria» o en «lasmerindades«.

Para acceder al sur de Las Merindades hay varias alternativas: por Oña y acceder a Trespaderne, por Busto de Bureba y acceder a Frías o por la carretera de Pancorbo al puerto de Orduña que flanquea varias merindades y conduce directamente a la de Berberana.

El límite sur viene marcado por un accidente geográfico que se extiende a lo largo de unos 30 Km, desde Pancorbo hasta Oña: son los Montes Obarenes. Este sistema es un límite natural que separa la comarca de La Bureba de Las Merindades. El cambio del paisaje es muy brusco: de la extensa y árida llanura de La Bureba, salpicada de colinas, se pasa a un paisaje feraz en el que el agua y la vegetación están siempre presentes. Es un microclima condicionado por los sistemas montañosos que rodean las Merindades.

_SAM0703

En la foto La Bureba y los Montes Obarenes. A la derecha, en la línea montañosa, se abre un pequeño cortado; es el Portillo de Busto por el que se accede a Las Merindades y, particularmente, a Frías.

Sigue leyendo

Las Merindades

Hace unos pocos días visité la comarca burgalesa de Las Merindades. Situada al norte de la provincia de Burgos es una extensa zona de un importante valor histórico y paisajístico que aglutina 27 municipios siendo el más poblado el de Medina de Pomar. La amplitud de las merindades -que conforman una región histórica de la conocida como «Castilla la vieja»- ocupa prácticamente el tercio norte de la provincia. Contiene núcleos de población tan importantes como Frías, Trespaderne, Espinosa de los Monteros, Villarcayo (capital administrativa de la comarca) y otros.

Las merindades proceden de los antiguas «merinos» de épocas altomedievales, que eran divisiones administrativas establecidas por reyes y nobleza de la época para la administración de esos territorios.

En las merindades alternan los amplios valles (Valdivielso, Mena, por ejemplo) con los macizos montañosos -principalmente calcáreos- tales como los Montes Obarenes que sirven de límite, hacia el sur, con la comarca de La Bureba.

puente_aire

El río Ebro desde el Puente del Aire, en la cabecera del Valle de Valdivielso.

puente

Puente sobre el río Nela en El Vado (inmediaciones de Medina de Pomar). El Nela es tributario del río Ebro.

Sigue leyendo

Por la Liébana

El valle de la Liébana es un valle cántabro que se abre al pie de los Picos de Europa. En un entorno natural excepcional se aúnan diferentes elementos: montaña, ocio, cultura y gastronomía. En lo culturalmente lúdico hay bellos exponentes del románico, mudéjar y gótico primitivo; así la iglesia románica de Santa María de Piasca, la iglesia mudéjar de Santa María de Lebeña y el monasterio de Santo Toríbio de Liébana.

Como máximo exponente del románico la iglesia de Piasca es singularmente bella. Su pórtico con las arquivoltas finamente decoradas al igual que sus capiteles y, en su interior, las naves y la profusión de ornamentaciones de alguno de los capiteles tal como el denominado «de la Epifanía» que muestro en la foto inferior. No soy especialista en románico y únicamente disfruto viendo la belleza de estas construcciones hechas para la eternidad.

El perro de la segunda foto es cántabro. Andaba por allí, era bastante simpático y no tuve problema en fotografiarlo conjuntamente con el ábside. El perrín hizo méritos para ello…

Piasca1 Piasca2 Piasca3