ANDANTE aterriza en LCG

La colección ANDANTE aterrizó en el aeropuerto de Alvedro, también conocido como “aeropuerto de A Coruña” o, si se me apura, en la terminología aeronáutica, como LCG. Los flaps bajaron y los frenos actuaron sobre sus ruedas. Dócil, la colección de hormas, desembarcó en una sala dedicada al arte que AENA ha dispuesto con tal fin. Ramón Álvarez, prócer de la colección, seleccionó aquellas piezas que tienen “voladura”; es decir, que tienen algo que ver con el volar.

Sigue leyendo…

La exposición en Tabriz (Irán) cambia de emplazamiento

Leila Alaiy, la persona que coordina desinteresadamente mis exposiciones en la universidad iraní de Tabriz, me ha comunicado hace unas pocas horas que, desde el día 21 de agosto, la exposición ha cambiado a un nuevo emplazamiento; una nueva facultad dentro del gran complejo universitario de esta populosa capital. Por avatares del destino todo, tanto física como económicamente, ha recaído sobre los hombros de Leila, por lo que le agradezco desde aquí su esfuerzo para que estas exposiciones puedan llevarse a cabo. Muchas gracias Leila.

Sigue leyendo…

Pequeños grandes pueblos. Exposición en Villanueva de Teba

Acabó la exposición que tuve en el pequeño pueblo castellano-burgalés de Villanueva de Teba. Tras el final de una exposición siempre queda el agradecimiento hacia las personas que abrieron las puertas a tu trabajo y confiaron en él. De todas las maneras hay agradecimientos muy especiales y singulares. tal como es el caso de esta exposición. Me explico.

Agustín Oviedo, alcalde de Villanueva de Teba, durante el acto de entrega de premios.

Transcurría la fiesta de san Roque, patrón del pueblo.. Era mediodía y la plaza estaba abarrotada de gente que acudió para acompañar una entrega de premios. Yo, despistado como siempre, regresaba del cercano bar con un vermú en la mano y el alcalde, Agustín Oviedo, comenzó a hablar cuando me encontraba a medio camino. “Estamos aquí para entregar los premios del concurso de tortillas… pero antes quiero expresar un agradecimiento especial a Román Montesinos por la exposición que ha estado colgada en el ayuntamiento estos días… con este obsequio quiero manifestar el agradecimiento de este tu pueblo…”. No se me cayó el vermú de milagro y sin saber qué hacer con él se lo endosé a la primera persona que tuve a mano. Me acerqué al estrado y ahí, el alcalde, me entregó una bolsa que contenía una caja con tres excelentes piezas de vino de la Rioja. Me emocionó, mucho, y gracias que no tuve que hablar; la entrega, las gracias sinceras y punto. Hay pequeños pueblos que se hacen grandes. Gracias.

El obsequio.