Los ultrazooms: el ciego y las uvas.

 

Desde la introducción de las DSLR se han puesto de moda los objetivos que abarcan rangos focales enormes; por ejemplo el conocido Nikkor 18-200 VR. Realmente son ópticas versátiles ya que comprenden en un solo objetivo las propiedades de varios, con lo que hay que cargar menos en la mochila. Pero esta ventaja no se traduce, en lo absoluto, en un vituosismo óptico.

El Nikkor 18-200mm VR

Los ingenieros conocen una vieja regla o norma: en un zoom la relación entre la focal mayor y la menor debe de ser un número inferior a 3. Por ejemplo el 80-200 fabricado por muchas marcas tiene una razón de 2,5 . Esto es así ya que el mantener una calidad óptica fuera de ese rango en todas las focales es realmente muy dificil si no imposible. Las aberraciones cromáticas, la nitidez centro/bordes, las deformaciones, el viñeteo, etc. se descontrolan para razones superiores a 3.

Dicho lo anterior cualquier objetivo que abarque rangos tales como 18-200 ó 18-250 estará mermado en términos generales de calidad óptica. Son elementos de consumo entendiéndose, por ello, orientados para un sector del mercado nada exigente. Son objetivos de circunstancias que pueden valer para fotos de recuerdo de un viaje sin demasiadas pretensiones.

Quizá al haberte comprado una DSLR que te ha valido bastante dinero lo hayas hecho para obtener fotos de calidad, de lo contrario hay cámaras que pertenecen a otros segmentos del mercado que pueden cubrir más que de sobra tus necesidades.  En esa línea es mejor cargar con dos objetivos que con uno solo que sea la suma de los otros dos. En Nikon hay soluciones eficaces: el 18-55mm de kit que no es para tirar cohetes pero se obtienen resultados dignos con él. Otro es el 18-70mm que es bastante bueno en general, salvando las deformaciones, y se consigue fácilmente de segunda mano. El Nikkor 16-85mm VR que es excelente es una muy buena opción. Por último están el Sigma o Tamron 70-300mm que se comportan muy bien, y el Nikkor 70-300mm VR que es muy bueno en casi todo su rango focal.

La decisión, las fotos, y el dinero son tuyos. Yo prefiero de dos en dos, como las uvas del Lazarillo.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios en “Los ultrazooms: el ciego y las uvas.”

  1. Genial leer tanta claridad en pocas palabras, felicitaciones.
    Una pregunta: si tiene opción de adquirir una lente de estas con cual se quedaría, nikon afs 55-200 o tamron 70-300. Gracias.

Los comentarios están cerrados.