Las Bardenas Reales

Uno de los parajes del norte de la península más espectaculares que conozco es el de las Bardenas Reales. Las Bardenas son un “semidesierto” situado en el extremo sureste de la comunidad foral de Navarra. Se caracterizan por su clima muy seco de carácter continental con temperaturas muy altas en verano y muy frias en invierno. Las clasificaciones son engañosas a la par que subjetivas: el que se denomine semidesierto a las Bardenas está en función de varias variables, entre ellas, el índice de precipitaciones anuales. Llover llueve, de eso doy fé, ya que en esta ocasión que las visité de nuevo llovía bastante (finales de diciembre de 2017), pero la naturaleza peculiar del suelo y las rocas (arcillas, yesos y, en menor medida, areniscas) condicionan la absorción del agua en el terreno. Tenemos entonces un secarral, mayormente arcilloso, con escasa vegetación de tipo matorral que sobrevive a duras penas. Un desierto amarillento-rojizo que me recuerda algunas zonas del Atlas marroquí.

El Castil de Tierra. Una formación geológica singular, producida por erosión diferencial, de visita obligada en un viaje a las Bardenas.

El paisaje es magnífico: las llanuras, los cerros, la erosión, las cañadas secas, etc. conforman un entorno realmente singular digno de un episodio de Juego de Tronos, tal como ocurrió en su sexta temporada. También, en las Bardenas, se han filmado varias películas y multitud anuncios publicitarios.

Erosión de las arcillas al pie del Castil de Tierra.

El índice de presencia humana es prácticamente nulo. Salpicando el paisaje aquí y allá aparecen algunas cabañas y unas pocas granjas animales. También hay un recinto militar extenso, con edificaciones, que pertenece al Ejército del Aire y que se usa (o usó) como campo de tiro.

No te pierdas conocer las Bardenas Reales sea verano o invierno. Un consejo… no hagas la visita en un día de lluvia ya que las arcillas no perdonan y se pegarán a tus zapatos como una gruesa e incómoda segunda suela. Mejor no bajar del coche.

Otro castil, menos espectacular que el Castil de Tierra, flanque la base del ejército del aire.

Texto e imágenes © 2007-2017 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

Deja un comentario