Un objetivo de peso: SIGMA 50-500mm/4-6,3 APO EX

SIGMA 50-500mm / 4-6,3 APO  EX

El 50-500mm de Sigma me ha sorprendido en algunos aspectos. Antes de hablar de ellos indicar sólamente que su definición no es la de un “prime” pero cumple muy sobradamente las expectativas que me esperaba de él. Hay que acudir, no mucho, a la máscara de enfoque, pero por el valor de la óptica y sus resultados me inducen a opinar bastante favorablemente de ella, siempre hablando para formato APSC.

Sigma 50-500mm/4-5,6 APO EX – No es la versión OS estabilizada.


Las pruebas están hechas sobre trípode y con disparador remoto. Únicamente me he fijado más en el extremo largo ya que es el que más me interesaba. Las fotos no llevan ningún tipo de máscara de enfoque ni se han tocado los niveles. Son tal cual. Ojo con el viñeteado en cámaras con sensor de tamaño completo (FF, FX). Si en las pruebas que he hecho con la Canon D40 y, posteriormente, con la D300 el viñeteo es acusado, en la D700 es realmente ostentoso (ver ejemplo siguiente en un paisaje sólo corregido en niveles):

Viñeteo en una D700

Prueba con la Canon D40:

Primera foto: 500mm f:8 El viñeteo es apreciable, pero nada que ver con la siguiente…

500mm/8

Segunda foto: 500mm f:5,6. Viñeteo bastante apreciable.

500mm/5,6

RECORTES:

1.- 500 f:5,6. La definición es baja.

500mm/5,6

2.- 500 f:8 Como es de esperar la definición mejora sustancialmente. Es relativamente aceptable y se corrige fácilmente con una máscara de enfoque. En la compresión del archivo se ha perdido algo de información y, con ella, la presencia de las aberraciones cromáticas que aún son visibles en cada parte derecha de los directores de la antena.

500mm/8

3.- Chimenea: 500/8

500mm/8

Recorte. Muy aceptable. Con una suave máscara de enfoque queda perfecta. Las aberraciones en esta foto son prácticamente inexistentes.

Recorte 500mm/8

Una foto a 400mm f:8. Resuelve muy bien. Hay partes fuera de foco por profundidad de campo. Rinde cualitativamente mucho mejor a 400 que a 500mm y es muy “limpia”, sin aberraciones cromáticas apreciables.

400mm/8

A 5,6 y a 400mm se comporta como un jabato. Muy bien.

400mm/5,6

En acción: (Foto de Edu., a pulso y coche en movimiento) Francamente muy bien 1/500 f:8

A pulso…

Una última de un recorte a 50mm f:8 El viñeteo es prácticamente inapreciable. A esta dimensión si me dicen que está sacada con el Nikkor 50/1,8 me lo creo.

recorte-50mm/8

 Conclusiones:

Negativo: el viñeteo tan acusado que produce en un sensor APSC en focales largas. En FF es bastante tedioso.

Neutral: Su definición. A 400mm rinde bastante bien (o muy bien sin caer en lo excepcional). A 500m decae bastante.

Positivo: Su construcción. Las prácticamente inexistentes (aunque ligerísimamente apreciables) aberraciones cromáticas. La velocidad de enfoque con su motor HSM que deja atrás al 80-400 VR de Nikon. Además es sustancialmente más nítido.

Tras dos meses largos de uso, al final me decidí a vender este objetivo. Dos kilos son mucho peso para el hombro y el viñeteo es en FX un real incordio. Como me tipo de fotografía hace uso más de angular que de teleobjetivo y lo que quería es un objetivo “de compromiso”, no para fotografiar leones, lo he cambiado por el Nikkor 70-300 VR que es muy ligero, muy nítido y bastante “resultón” en 300mm con lo que me doy (por el momento) por satisfecho.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.