Sigma Art 60mm/2,8 y las maracas de Machín

 

sigmaHace como mes y medio me decidí a comprar un Sigma Art 60mm/2,8 para mi sistema Olympus. Me asustó. Al llegar a casa con él y desempaquetarlo me percaté de que hacía un ploc ploc interno al agitarlo suavemente. Jamás, tal cosa, me había ocurrido con un objetivo pues sonaba literalmenta a una de las maracas de Machín.

sigma1

Alarma general. Como era nuevo llamé por teléfono a la tienda y ahí me explicaron que era normal, que hacía ruido pero que el interior -aparentemente suelto- engranaba al encender la cámara. Era cierto y así lo comprobé buscando por internet posteriormente.

Se trata de un objetivo de construcción metálica y muy bien acabado. Es espartano, hasta el punto de que algunos llegan a “tunearlo”. Ningún toque de color salvo el punto rojo que indica su acoplamiento a la cámara; de puro “feo” hasta me parece bonito, bien diseñado. Su montura es también metálica lo que es de agradecer. Incorpora de serie un parasol. No es caro, más bien barato, y se puede conseguir por unos 160 euros o bastante menos.

sigma2

El caso es que lo compré para retrato y hace poquitos días lo probé en una sesión en estudio. El resultado me chocó un tanto ya que no es que sea paradigma de la nitidez extrema. La foto que pongo como prueba (de varias hechas en la sesión) está hecha a 1/200″, a f:8 e ISO 80. Se arregla con una ligera máscara de enfoque pero me esperaba, la verdad, algo más de definición.

sigma3
recorte al 100%. Sin máscara de enfoque.
sigma4
Igual que el anterior pero con máscara de enfoque bastante conservadora (75,1,0)
Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios en “Sigma Art 60mm/2,8 y las maracas de Machín”

Los comentarios están cerrados.