Perplejidades mañaneras

Muy tempranito, de mañana, mi vista vagaba en la cocina mientras la máquina de café trabajaba en lo suyo. En estos momentos filosóficos, en que la vista vaga indigente por el entorno y la niebla cubre a los objetos que uno tiene alrededor, mi atención se posó en una huevera. Leí el logotipo pero no comprendía. «Algo» fallaba. Pues bien… o lo uno o lo otro pero que no perplejeen al personal tan de madrugada.

conejero

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.