Opinión sobre el Nikkor 80-200mm/2,8 AF D ED

Nikkor 80-200mm/2,8 AF D ED

He tenido, de tiempo en tiempo, diferentes versiones del clásico 80-200mm/2,8 de Nikon (excepto el de enfoque manual las he tenido todas, incluido el AF-S). Por avatares del destino hubo momentos en los que no tuve ninguno de ellos: el último que poseí se cayó al suelo y se descentraron las lentes. Lo sustituí durante unos meses por el último modelo de Sigma 70-200/2,8 EX DG HSM. La verdad es que suspiraba por el Nikkor y creo hablar claramente.

El Nikkor 80-200mm/2,8 es “un pedazo de vídrio” de calidad.

Con un peso de 1,300 Kg la verdad es que se hace notar, pero tanto su calidad óptica como su construcción son realmente soberbias y compensan sobradamente su peso. La versión de la foto, la última que he tenido, es la que se fabricó entre septiembre de 1992 y 1997 y se produjeron 163.085 unidades con números de serie que van del 400.490 al 563.085.

La verdad es que es extremadamente nítido casi a cualquier apertura del diafragma y a cualquier focal. A 2,8 lo es, pero que nadie se espere gollerías que todos sabemos de qué va el asunto. El otro día, haciendo una foto de prueba, me sorprendió por la calidad de la imagen obtenida (ver la foto siguiente) y que es un recorte al 100% sin ningún tipo de tratamiento.

A la foto final le puse un poco de máscara de enfoque para el momento en que pasó a impresión en papel (es recomendable hacerlo) pero, en pantalla, no le habría hecho falta. A mi me impresiona. No importan tanto los datos de disparo -sólo decir que no estaba en su mejor diafragma (f:13, por si hay curiosidad)- sino la calidad final obtenida.

El 80-200mm tiene sus pegas, eso es cierto. No es tan rápido enfocando como la versión de doble anillo pero mi D700 le hace espabilar rápido. El “push pull” no es mi pasión pero realmente no importa tanto (por si a alguien se le ocurre es rigurosamente falso eso que dicen que este tipo de objetivos bombean polvo hacia el interior de las lentes). El otro problema es que no tiene anillo para el trípode: pesa una mucho y la zapata en la cámara tiende a ceder. Por lo demás es una auténtica joya a precio de saldo (mira por eBay).

Recorte central, al 100%, de una foto que forma parte de mis exposiciones.

La mejor alternativa:

El 80-200mm de Nikkor es la mejor alternativa al Nikkor 70-200mm VR. Hay una combinación que uso para complementar lo que afirmo: el tener conjuntamente el Nikkor 80-200mm y el Nikkor 70-300mm VR. El precio del conjunto es muy inferior a lo que vale el 70-200mm VR y sirven para distintas situaciones: estudio el primero y espectáculos (por ejemplo) el segundo. Sí, se solapan evidentemente, pero cada uno es para su uso.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios en “Opinión sobre el Nikkor 80-200mm/2,8 AF D ED”

  1. Consultar tu blog, es una delicia, yo en tiempos esperaba con impaciecia las revistas fotograficas, sobre todo FV, por los detalles e informes que me daban de los objetivos, parte de la fotografía de sumo interés que siempre consideré como se merece, ya que en sí no se puede sustituir la definición real por mucho Photoshop que usemos.
    Gracias por tus “notas” primordiales para quien se precie de hacer fotografía.

    Un abrazo

Los comentarios están cerrados.