El «Micro cuatro tercios» entra en mi vida.

 

Desde su origen siempre había marginado el sistema 4/3 de Olympus. Con un tamaño de sensor más pequeño que el del sistema APSC no me inspiraba demasiada confianza. De hecho, en los sistemas de réflex digital, el 4/3 es marginal en el mundo profesional. Es más, los que fueron incondicionales de este sistema lo han ido abandonando poco a poco y migrando a los sistemas Nikon o Canon (mayormente) y a sus cámaras de sensor a “tamaño completo” (lo que se conoce como FF o “full frame”).

Nadie iba a decir que en estos momentos el sistema 4/3 cobra nueva vida a través de la filosofía del sistema conocido como «Micro cuatro tercios»…

La Olympus E PM1 con el objetivo Panasonic 14mm/2.8. Las ópticas son intercambiables entre las dos marcas.

images

Si ya desconfiaba del cuatro tercios en cuanto oí hablar del “micro cuatro tercios (M 4/3)” de Olympus y Panasonic escapé de toda noticia suya como quien huye de la peste. La verdad ahí no he sido muy científico ya que –por no haber leído lo que tendría que haber hecho- tenía el falso y totalmente erróneo concepto que el M 4/3 se basaba en un ejemplar de sensor 4/3 recortado en cuanto a sus dimensiones.

Pues como todo el mundo sabía –menos yo- el M 4/3 mantiene el tamaño del sensor del sistema típico del 4/3 y lo del sobrenombre de “micro” alude al tamaño de las cámaras y de su montura.

¿Qué han hecho para empequeñecer las cámaras con sensores 4/3 al tamaño de cámaras compactas?. Pues simplemente eliminar el sistema de visión por pentaprisma y eliminar el espejo, elementos que caracterizaron a las réflex tanto analógicas como digitales desde finales de la década de los 50 del siglo pasado.

«El barrilito».- El Zuiko Digital 14-42mm/3,5-5,6 de Olympus fotografiado con la E PM1 y el 14mm/2,8 de Panasonic.

M-ZUIKO-DIGITAL-ED-14-42mm-silver

 

Con lo anterior han conseguido miniaturizar las cámaras hasta conseguir proporciones increíbles y, además, como la distancia entre los objetivos y el sensor se acorta más que notablemente por la ausencia del espejo, han rediseñado las ópticas miniaturizando su tamaño. Total, el M 4/3 es un sistema “liliputiense” con la calidad total y absoluta del sistema 4/3 tradicional. Se obtienen cámaras de alta calidad de imagen que caben en la palma de una mano.

En mi ciudad gasto mis euros en una tienda que, por amistad y porque se le lo merecen, debo nombrarla: Foto Artús. En días pasados, picada mi curiosidad por el sistema M 4/3 por una amigo fotógrafo de Lugo (Fernando Gago), pasé por Artús y le dije a José María, uno de los dueños de la tienda, “anda, háblame del sistema M 4/3”… Pues tanto me habló de él que salí de la tienda con una cámarita de esas y dos objetivos: la Olympus E PM1 (para ir probando) con su objetivo 14-42mm de kit y un Panasonic 14mm/2,8 que es una gozada.

 

Si bien es un sistema relativamente eficaz por el momento no puede competir en bastantes supuestos con algunos segmentos de réflex tradicionales. Por ejemplo, la ausencia de botones para acceso rápido a las diferentes funciones es un factor que limita su capacidad operativa en cuanto a acciones rápidas. La ausencia de visores integrados es otra limitación y los que se suplen como accesorios están a precio de gallina de los huevos de oro (más que inflados en el precio). Tampoco me convencen los visores electrónicos, prefiero sin dudarlo los visores ópticos tradicionales o, en su defecto, mirar simplemente la pantallita trasera. La calidad de imagen es buena, según las circunstancias, pero los sensores del sistema deben avanzar más todavía en lo que afecta a rango dinámico y a ruido: el 4/3 es -comparativamente hablando con el APSC y el FF- un sensor pequeño donde se embuten un porrón de megapíxeles. En cualquier caso a este sistema le auguro un porvenir más que excelente.

Madames y monsieurs, resumiendo… un tanto increíble. Calidad de imagen buena, notable alto en algunos casos de buena iluminación, sin caer en la parvosis de calificar la cosa como de sobresaliente-matrícula de honor. A 200 ISO las fotos son mayormente adecuadas y a 1600 hay bastante ruido pero se obtienen algunas fotos aprovechables como las que en su momento publiqué en Facebook. Estoy relativamente satisfecho por la compra y de hecho me marcho unos días “de excursión” por O Caurel y me la llevo. Por primera vez mi D700 y sus ópticas se quedan en el estudio. Un descanso para esa cámara y para mi espalda.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

8 comentarios en “El «Micro cuatro tercios» entra en mi vida.

  1. William Alfonso Ramirez

    Hola Sr Roman, tengo en estos momentos una Panasonic G3 y quiero cambiarla por la GH3 que es en apariencia mas profesional; mi pregunta concreta es vale la pena el cambio o en definitiva si quiero calidad en mis imagenes debo «cargar» con una reflex de marca conocida??? Por favor ayudame en esta decision que esta acabando con mi sueño. Gracias.

    1. Román Montesinos Autor

      Hola William, me temo que no te puedo sacar de dudas ya que si tuve en mis manos la G3 desconozco la GH3 más allá de lo que se pueda leer por estos medios. La idea que tengo de esta última es que se trata de una buena cámara que en bastantes aspectos no va a competir con una réflex avanzada. Depende de tus requerimientos en cuanto a visor óptico o electrónico, tamaño del sensor y ruido, rango dinámico… etc. De todas formas, en mi caso, con una Evil se hacen fotos de calidad suficiente y así en estos últimos días he hecho un par de bodegones con una de ellas que incorporaré a mis colecciones. Suerte!!!

  2. Cristineta

    Hola Román!
    He encontrado tu artículo buscando información sobre este tipo de cámaras.
    Verás me gusta la fotografía pero en realidad nunca he tenido una cámara de fotos buena. Ahora que he conseguido ahorrar algo de dinero me gustaría comprarme una cámara mejor para comenzar a aprender un poquito. Siempre he pensado en una reflex básico como la Nikon D3100 o la Canon 1100D, pero he visto que existen este otro tipo de cámaras que también tienen muy buena calidad al tener los objetivos intercambiables. He visto justo la Olympus EPM-1 y EPM-2 y también la Sony NEX-3, que aunque sea de hace más tiempo tiene el sensor APS como las réflex.

    Supongo que serán mejor las reflex pero las otras tienen como ventaja el tamaño, peso y comodidad de movimiento, aunque lo del flash externo lo encuentro una desventaja.

    Visto que siempre la usaré de manera aficionada y sobre todo para los viajes que realice, que me recomendarías? existe mucha diferencia entre ellas? Porque de diferencia de precios no hay casi….

    Muchas gracias!!

    1. Román Montesinos Autor

      Hola Cris.

      Por partes… una EVIL hoy por hoy no va a sustituir la calidad de imagen (por el tamaño y empaquetamiento del sensor) a una réflex. Han avanzado mucho tanto en rango dinámico, resolución, color, prestaciones en general… pero cada cosa es para lo que es. Yo te digo mi experiencia al respecto: tengo una GF1 de Panasonic con dos ópticas (más otras fijas de Nikon y Minolta que uso con adaptadores). Cuando voy «de paseo» me la llevo y no se me pasa por la imaginación ni remotamente cargar con mi D800 y sus ópticas. Eso eran tiempos pasados. La réflex la uso en el estudio y la pequeñita para mi entretenimiento callejero. Una Evil, por su tamaño, cabe prácticamente en un bolsillo, no pesa y se obtiene una calidad más que aceptable. Yo llevo la mía normalmente con un 20mm de Panasonic que se aproxima mucho a los 50mm (factor x2) y es «intermedio» entre un 35 y un 50mm. Con eso me llega.

      Tuve Olympus y durante una semana probé una OMD 5 y la verdad es que sus resultados son más que excelentes pero también te digo que para lo que busco mi Panasonic GF1 me llega y me sobra por el momento. Tiene un miniflash incorporado pero me es absolutamente igual ya que el flash jamás lo uso a no ser ventanas de estudio en mi estudio.

      En el mundo Evil me decanto por Panasonic y Olympus que además comparten montura por lo que las ópticas de una marca se pueden usar indistintamente. Eso no quita que haya soluciones en otras marcas igual de eficientes. Eso ya es cuestión de gustos y leer mucho sobre ellas.

      Es lo que te puedo decir. Un saludo.

  3. Luis Otero

    Hola Román. Soy el orgulloso poseedor de una olympus e-pl5. Creo que a partir de esta generación de cámaras encabezadas por la omd em5, la calidad de imagen subió algunos enteros debido a la mayor calidad del sensor. Hoy día sigue mejorando con la adición de nuevos procesadores más potentes. Está claro que con el tiempo, todos los formatos se beneficiarán con el avance de la técnica, y que un sensor grande siempre será mejor desde el punto de vista de la calidad de imagen que un sensor más pequeño. La cuestión es cuánta calidad necesitamos los aficionados para desarrollar esta actividad. Ya se ha comentado mucho en multitud de foros. La calidad de imagen que ofrece este formato es probablemente mucho mayor de lo que los aficionados necesitamos. Y lo digo creo que con conocimiento de causa, ya que llevo en esto desde que el autofoco era un mero adorno que lucían las cámaras menos serias. Actualmente poseo una péntax k7 y una nikon d300s, que como todos sabemos tienen el captador un poco «anticuado». Tengo que decir que en cuanto a calidad de imagen, mi pequeña epl5 es mejor o por lo menos igual que las otras dos cámaras. El rango dinámico y el control de ruido son increíbles para un capador de este tamaño. Por eso, lo único que marca la diferencia es el avance de la técnica. Una buena m4/3 de ahora, tendrá mejor o al menos igual calidad de imagen que una dslr de hace dos o tres años. Creo que estamos demasiado preocupados por «qué sensor es mejor», «cual ofrece mejores resultados de laboratorio» y dejamos de lado lo verdaderamente importante que es la toma de fotografías. Mi opinión es que hoy por hoy, las diferencias, aunque las hay, no son determinantes (siempre hablando de calidad de imagen) Creo que debemos escoger nuestro equipo con arreglo al total de características. En este punto quiero destacar que este sistema, al ser relativamente nuevo, tiene algunas carencias que para algunos, como los fotógrafos de fauna o deportivos, pueden llegar a ser determinantes, como es la ausencia de un buen autofoco de seguimiento o unos teles largos de calidad, aunque ya se han anunciado algunos. Pero todo es cuestión de tiempo porque parece que este sistema ya está consolidado, más en otros países que aquí, por cierto. Lo que yo más valoro: portabilidad excelente y calidad general. Ah, y excelentes objetivos. Un saludo.

  4. Román Montesinos Autor

    Hola Luis:

    Estoy de acuerdo con la generalidad de lo que comentas. De hecho, durante una semana, usé una Olympus E-M10 con varias ópticas y observé un salto realmente cualitativo en la calidad de imagen. Está claro, los sensores evolucionan tanto en mpx, ruido y rango dinámico. También coincido contigo en lo que comentas de que para un uso aficionado sobra ampliamente una cámara EVIL (sea Olympus, Panansonic, Samsung… etc) ahora bien, por sus propias características, no pueden competir ni remotamente con réflex avanzadas, pero éstas son -evidentemente- otra cosa y otro rango de uso. Siempre que me preguntan sobre qué réflex comprar (uso aficionado) les digo que ninguna… que el mercado para estas cosas anda por las latitudes de las EVIL y que quedarán satisfechos.

    Un saludo.

  5. Julian

    Hola, tengo una reflex Canon T3i, con algunos lentes que uso como aficionado. La verdad que me interesaría migrar al Micro 4/3 por razones comodidad para salir de vacaciones y demás. Me gustaría invertir en una buena cámara y lentes de calidad. Que me recomendarías.
    Saludos

    1. Román Montesinos Autor

      Hola. Tanto Panasonic como Olympus tienen excelentes cámaras del formato micro cuatro tercios y ópticas de calidad. Tanto una como otra no te defraudarán y todo dependerá del límite de gasto que quieras realizar. Saludos.

Los comentarios están cerrados.