La Bureba: las hoces de Ventosa y Silanes

Entre las rocas del primer y segundo plano está la hoz de Ventosa.

La comarca burgalesa de La Bureba es prácticamente una llanura que choca, en su parte norte, con los montes Obarenes. Previo a ese contacto llanura-montaña hay una pre-cordillera, de escasa altitud, que discurre paralela al mismo y que limita una pequeña superficie ondulada. En la pre-cordillera, formada por calizas cretácicas, hay dos pequeñas hoces que permiten el paso entre una parte y otra: Ventosa y Silanes. Son zonas con agua abundante, por lo que la vegetación prácticamente se convierte en vergel. En verano, con el calor castellano, son zonas muy agradables ya que embocan el viento y se convierten en lugares frescos. Una de las hoces, la de Ventosa, tiene una cierta historia. Por una parte, al pie de las rocas, hubo un pueblo (Ventosa) que desapareció por completo en algo más del último medio siglo. Quedan, entre la maleza, restos ruinosos de la iglesia, con su arco interior, y mampostería de las antiguas viviendas. Además, en Ventosa, habitó un pueblo de origen prerromano de la tribu de los autrigones cuyo bastión defensivo fue lo alto de las escarpadas rocas que limitan la hoz.

El acceso a la pequeña hoz de Silanes.
Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

Deja un comentario