¿Está Sisi?

Pues creo que no. Por más que pregunté no me dieron razón alguna. La desventurada Sisi más bien nunca pisó ese recinto ni ningún otro miembro de la realeza del pasado siglo. Parecen un palacio digno de Viena pero se trata de un hotel portugués: el “Palace Hotel” de Vidago.

Diseñado por el rey portugués Carlos II quiso que en él se reuniesen las más rancias dinastías europeas; se trataba de una época de principios del Siglo XX en el que la nobleza se reunía en balnearios repartidos por varios lugares de Europa central. Portugal no iba a ser menos y, en un entorno maravilloso de la región de Trás-os-Montes (norte de Portugal), pródigo en aguas termales y medicinales, proyectó un hotel-balneario que pareciese un palacio. Carlos II no logró verlo terminado ya que lo asesinaron dos años antes de su inauguración en 1910. Su heredero tampoco lo logró ya que un poco antes de su inauguración se proclamó la república en Portugal.

Dotado con 70 habitaciones y suites fue cayendo en la decrepitud hasta que cerró en 2006 fecha en la que sufrió una profunda reforma. Hoy en día cuenta con alojamiento de lujo, campo de golf, bosques y otros servicios.

Lo importante es que ha sobrevivido y sobrepasó en el tiempo a otros grandes hoteles de la zona que actualmente se encuentran en esta más que ruinoso. Verlo y pasear por su entrono ya es, de por sí, un lujo.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

Deja un comentario