En picado: cuesta abajo y sin frenos

Statista, un portal dedicado a realizar estadísticas de mercado, pone en evidencia la caída en picado de la venta de cámaras fotográficas. El gráfico de la imagen es claro, desde el año 2010, la venta de cámaras (sean de ópticas fijas o intercambiables) cae en una progresión aritmética de razón alta.

El problema de la venta de cámaras lo achacan al mercado de los móviles que, con el tiempo, van incorporando mejores sistemas fotográficos. La gente ya no quiere usar «complejos» y más o menos voluminosos sistemas de cámaras y prefiere -para fotos recuerdo- aquello que es más cómodo: llevar un todo en uno en el bolsillo.

stats

Evidentemente por mucho que los móviles ganen en calidad fotográfica están a años luz de la calidad que se obtiene con otro tipo de equipos. Lo obvio, lo palpable, es que los usuarios prefieren comodidad a calidad. Para Facebook y otras redes el publicar una foto hecha con un móvil es de fácil comprensión que es suficiente. No se necesita ser un prodigio ni nadie va a chistar por la calidad de una foto.

En lo absoluto es una crítica. Cada cual que haga fotos con lo que quiera pero, este sesgo del mercado, va a afectar muy directamente a todos aquellos que preferimos la calidad antes que la comodidad: las empresas venden mucho menos, los costes se encarecen, el I+D se viene abajo y las plantas de producción cierran. Muchos saldremos perjudicados.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios en “En picado: cuesta abajo y sin frenos

  1. Carlos Valcarcel

    Muy cierto lo que apuntas. El boom digital despertó muchas aficiones, excesivas diría yo y no reales. La gente quería hacer fotografías sin esfuerzo alguno, y lo consiguíó. Luego, llegó la fase del esfuerzo físico, y lo están consiguiendo, hasta volver a los viejos tiempos del que sienta la fotografía de verdad, se compre una cámara.
    Esos falsos aficionados, ayudará a ver la vida en fotografía, pero ahí existirá, una distancia insalvable entre esos fotografos y los que sienten la fotografía.

Los comentarios están cerrados.