El MIHL

_DSC0642

Un sueño singular de Paco Pestana.

Pocas veces me ha sorprendido un espacio expositivo ya que, casi todo, está inventado en la superficie de la Tierra. Se trata del MIHL, un museo interactivo del ayuntamiento de Lugo. Formalmente se denomina «Museo Interactivo de la Historia de Lugo» y tiene la peculiaridad de ser subterráneo.

En un extremo del lucense parque de La Milagrosa se yerguen unos cilindros de hierro que -dicho en buen tono- parecen los depósitos abandonados de una antiguo almacén de hidrocarburos. Nada más lejos de la realidad; son las troneras y conductos de ventilación de un inmenso espacio subterráneo conocido por el acrónimo de MIHL.

primero_fue_el_verbo

En el exterior del MIHL. María Porta y Paco Pestana.

_DSC0629

Lugo, como es sabido, tiene un inmenso patrimonio de origen castreño y romano. También todo aquello que atesora de los siglos pasados. Por ello me ha extrañado el apellido de «histórico» del museo ya que, por una parte, su factura, tiene la apariencia de un museo de arte contemporáneo y, por otra, está el Museo Provincial de Lugo que se dedica a esas funciones. Más parece que fue diseñado para lo primero y usado para lo segundo.

_DSC0593

El acceso al MIHL

El MIHL es subterráneo, como dije arriba. Sus espacios internos son inmensos, sobre todo el grandioso auditorio que más bien pude intuir ya que estaba a oscuras. Las salas circulares y su luz están magníficamente diseñadas. La luz natural mezclada con la artificial produce curiosos efectos en los lugares en que ello ocurre.

_DSC0649

Fue una visita guiada. La fotógrafa coruñesa María Porta y yo nos acercamos a Lugo con el fin de reunirnos con el escultor Paco Pestana. Él fue el que nos guió hasta el MIHL y el que nos hizo de cicerone por sus salas. Por como se explicaba se notaba que estaba orgulloso de que su ciudad tuviese un espacio como el que nos mostraba. No es para menos.

_DSC0661

Al fondo, iluminados, dos de los leones de Sargadelos trasladados a este museo, montan una guardia perpetua.

_DSC0634

Un tercer león ocupa un espacio interno.

Coincidimos con una exposición colectiva titulada «Achegando disparidades» en la que intervienen siete autores y, entre ellos, Xosé Manuel Otero, con una muestra de sus magníficas fotografías de puras sales de plata. Por otra parte la obra de Paco Pestana esta presente en varios lugares del museo ya que participa en la exposición colectiva «Contravento e marea«, en la que también intervienen Silverio Rivas, Xurxo Oro y Manuel Patinha,  y siempre es grato y neuronalmente vibrante verla.

Jose_Manuel_Otero

Fotografías de Xosé Manuel Otero.

Una visita que me ha sorprendido gratamente. Solo una cosa: deberían tener un sistema de ventilación-climatización más potente. Hay mucha humedad y bochorno en el interior. Eso no debe de ser bueno para las obras que se exponen.

_DSC0582

El lugar del «gran patatal». El espacio donde el año pasado Paco Pestana plantó su campo de patatas.

_DSC0651

María Porta y Paco Pestana en una de las salas interactivas del museo.

Silverio_Rivas_Anteriodio_verde

La obra de Silverio Rivas titulada «Anteriodio verde».

_DSC0654

Oculus.

_DSC0635

Detalle de una de las esculturas intituladas de Paco Pestana.

_DSC0644

Una obra sin título de Paco Pestana.

_DSC0648

Otra de las genialidades sin título de Paco Pestana

_DSC0657

 

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.