Acelera tu edición de fotos. Pon un SSD en tu PC

Los SSD, acrónimo en inglés de «Solid State Disk», son discos que emplean memorias de estado sólido en vez de los platos giratorios y cabezales de los discos tradicionales. Usan la misma tecnología que los pendrives -o memorias USB-, lo que hace que sean discos pequeños, de tamaño normalmente de 2,5″, que sustituyen con extrema facilidad los discos duros de los portátiles o de los PC’s.

ssd

El SSD Transcend que monta mi PC. No es el más rápido pero es realmente eficiente para el precio que tiene.

¿Por qué sustituir un disco duro «normal» por un SSD?. Hay varias razones para ello. Para los que pasan varias horas delante de un ordenador la rapidez de un SSD es fulgurante en comparación con la de un disco duro. El inicio del sistema es tan rápido que, al darle al botón de encendido al ordenador, casi no da tiempo a sentarse cuando ya está listo para empezar a trabajar con él. Las aplicaciones (Photoshop, por ejemplo) abren vertiginosamente y, en general, todas las tareas resultan muchísimo más rápidas y fluidas. Además, los SSD no hacen ruido y consumen menos energía. Son más eficientes y no son sensibles a los golpes o a las vibraciones como los discos tradicionales.

Al final me decidí y puse un SSD como disco primario en mi PC. Es un Transcend de 256 Gb, que no es la unidad más bella del baile entre las más rápidas, pero es otro mundo con respecto a la comodidad del sistema y a su velocidad vertiginosa con respecto al disco duro que usaba antes.

ssd1

Las tripas de un SSD

La migración es sencilla y rápida: clonar por medio de un programa tu disco original en el nuevo SSD (las casas comerciales vendes kits de migración con el software dedicado). Los programas son muy sencillos y del tipo «copia este disco en este otro» sin más complicaciones.

No es todo bondades. Los SSD se agotan por fallo de las células de memoria y por efecto de escribir una y otra vez sobre las mismas. Por ello es recomendable que el SSD sea solo para instalar el sistema y los programas. Los datos que se mueven, se borran, cambian, etc… van a un disco duro secundario (el que tenías antes, por ejemplo). La vida media, aunque la tecnología va avanzando, se estima en unos 7-10 años en las unidades modernas para ciclos de escritura de 20 Gb/día. Si se cuida en el sentido que expresé antes de que los datos vayan a otro disco, y procurando dejar libre en el SSD un 15% o más de su espacio, seguramente duren bastante más.

Si quieres optimizar tu sistema Windows (incluida la versión 10) para que tu SSD esté optimizado te recomiendo el programa gratuito SSD Fresh. Es de muy fácil uso y deshabilita aquellas  funciones de Windows que generan un desgaste excesivo en las memorias del disco.

ssd-fresh

Es una tecnología que hoy se ha abaratado mucho, aunque su precio comparativo por GB/coste es mayor que en los discos duros clásicos. En cualquier caso un PC de cinco, seis ó siete años se queda como una antigualla y siempre cabe el recurso de que, como van a la baja en su precio, cambiarlo cuando sea el momento o te apetezca hacerlo.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

2 comentarios en “Acelera tu edición de fotos. Pon un SSD en tu PC

Los comentarios están cerrados.