El rey ha muerto, viva el rey. Adiós Nikon, hola Olympus

Hace como mes y medio adquirí una Olympus OM-D E-M1 a la que se unieron varias ópticas del formato 4/3; es decir, del extinto sistema digital de Olympus. De golpe me encontré con un sistema que me agradó y en el que los objetivos que adquirí son de una calidad extrema. Así, me encontré con varios Zuiko: 50mm/2 macro, 7-14mm/4, 14-54mm/2,8-3,5, y otros de menor calidad pero de un rendimiento muy bueno: 40-150/3,5-4,5 (todos estos los uso con un adaptador MMF-3) y un par de pequeñuelos -repetidos en focales con dos de los anteriores- provenientes de un kit de una E-PL6.

m1

Foto © Olympus Digital Image

Probé el equipo con más de un millar de fotografías durante una regata que se celebró en la bahía coruñesa y los resultados me parecieron impactantes. El color, la nitidez, el poder tratar nieblas y nubes sin reventar la foto en post proceso, el sistema de estabilización de cinco ejes, etc… Acostumbrado como estaba al mundo Nikon durante muchos años me pareció descubrir un continente nuevo.

La Nikon D800 (que tuve hasta hace tres días) tenía sus ventajas en algunox aspectos, principalmente en resolución. Nada que ver los 36,3 Mpx frente a los 16 de la M1; ahí la Nikon gana por goleada, pero 16 Mpx valen para hacer una foto con paspartú a tamaño de 50×70  -sin reescalar- y ese, normalmente,  es el mayor tamaño que suelo emplear para mis exposiciones. El tema de los Mpx no es para mi un asunto grave en este caso.

No todo en fotografía se basa en Mpx, rangos dinámicos, ruido, etc… Por ejemplo, en Nikon, a la vuelta de la esquina (hace cuatro años) dominaba el panorama la FF Nikon D700 que tenía (y sigue teniendo para muchos que la siguen usando) 12 Mpx. En esa época, y un poco antes con la DX D300, nos pareció algo prodigioso e hicimos  miles de fotos a esa resolución, con sus rangos dinámicos y con su ruido. Nadie se quejó; al revés, todo el mundo lo aclamó.

Algo que particularmente siempre me dasagradó de Nikon fue su color. Como muchos, encontré las pieles con una dominante rojiza muy difícil de corregir. También la nitidez del sistema cuerpos-objetivos no me llegó a agradar nunca; siempre encontré un punto de insatisfacción en este asunto y eso que tuve los famosos Nikkors 24-70/2,8 y 14-24/2,8 desde la época de la D700. En Olympus, por contra, la nitidez de sus sistemas es exrtemadamente buena y sus colores muy bien equilibrados, con rostros y -en general- pieles como deben de ser.

op

Foto © Olympus Digital Image

El último modelo de Olympus, que es de una gran belleza estética y tiene una técnica muy avanzada, es la Pen F. Tiene un poquito más de resolución que la M1 (20 mpx) pero es capaz de combinar automáticamente 8 fotos por desplazamiento del sensor para obtener una foto de una resolución de 80 Mpx en RAW (50 en JPG); es decir, para los tiempos actuales una inmensidad. Esto es necesario hacerlo (a día de hoy) con trípode y sobre objetos estáticos, tales como los bodegones. Como ese es principalmente el eje de mi actividad fotográfica ya no lo dudé. Abandoné Nikon y adquirí la Olympus Pen F con tres ópticas fijas: Zuiko 17mm/1,8; Zuiko 45mm/1,8 y Sigma 60mm/2,8.

Los tiempos de Nikon para mi han pasado. Se me abre una nueva etapa de usuario de Olympus. Puedo decir, entonces, la célebre frase: «el rey ha muerto, viva el rey«.

Print Friendly, PDF & Email
Texto e imágenes © 2007-2018 Román Montesinos, salvo indicación expresa. Todos los derechos reservados. All rights reserved.

16 comentarios en “El rey ha muerto, viva el rey. Adiós Nikon, hola Olympus

      1. Manuel Escudero

        No creo que sea por el adaptador, es que son sistemas distintos que funcionan de manera diferente. En mi E-M5 con el 14-54, cuando el objetivo duda mucho por condiciones de luz, acerco el enfoque con el anillo, lo cual ayuda bastante.

          1. Manuel Escudero

            Solo aclarar una cosa, cuando digo que son sistemas diferentes me refiero a los 4/3 y m4/3. Los cuerpos m4/3 con objetivos m4/3 enfocan de manera casi instantánea. Gracias por contestar.

  1. Kake Regueira

    Hola Roman, los objetivos 4/3, funcionan bien con la Em1, es la única cámara del sistema OMD que tiene dos sistemas de enfoque que se adaptan a los dos tipos de óptica, con la M5 son un poco más lentos pero la calidad es incuestionable.

    1. Román Montesinos Autor

      Buen día Kake. No, si no he dicho lo contrario. Solo que, por ejemplo y comparativamente, si uso el 40-150 4/3 frente al 40-150 m4/3 el enfoque es más rápido en el último. Desde hace años había oido hablar de la rapidez de enfoque en los sistemas Olympus y achaqué esa decalaje al adpatador, pero quizá sea -como han apuntado- la propia naturaleza de los objetivos o que los sitemas de enfoque por detección de fase o por contraste incidan en la rapides y esto no estoy en condiciones de conocimiento de poder afirmarlo. La rapidez, aunque se podría cuantificar, también tiene una componente subjetiva; de hecho, si el objetivo 40-150 4/3 que usé en un prueba deportiva no fuese rápido pocas fotos habría hecho… Un abrazo.

  2. José Vela

    Seguro que te va muy bien con tu nuevo equipo, ya que es más importante el «manejador» que lo «manejado»….Canon, Samsung, Nikon, Olimpus……..¿para cuando Sony?.

    Un abrazo

    1. Román Montesinos Autor

      Hola José. Gracias en primer lugar. No es tan importante el sistema para hacer muchas cosas y, para lo que hago, lo que tengo ahora me llega y me sobra. ¿Sony?… como le decía a Carlos es la más incomprendida. Un abrazo para Estre y para ti.

Los comentarios están cerrados.